Una Supercopa, varias incógnitas

La verdad que no soy de escribir crónicas. Lo veo algo insustancial y sobre todo si has visto el partido. Únicamente en contexto Barça me merece ese tiempo el gran Ramón Besa. Hoy tras un trofeo menor y disputado en Tánger, si en Tánger, a la hora de partido, sin saber el desenlace me visto con la necesidad de escribir mis pensamientos.

Nada me condicionaría esta reflexión. Ni ganar otro título aunque esta vez visto con prismáticos. Luis Suárez es el culpable de este menester. En el descanso leí a mucha gente dudando de su rendimiento. En verano tenía el convencimiento que su fin sería muy complicado de gestionar. El problema es que una noche de agosto, me di cuenta que este dilema ya era presente.

Pases, dejadas, centros, chutes, en todas estas acciones una decisión incorrecta. Algo más preocupante, se caía en el área (o se tiraba) y ni protestaba. En una Supercopa no existen las certezas, pero el uruguayo me tiene preocupado. No lo puedo evitar. No es una crítica, sino un amargo baño de realidad.

Mientras escribo estas líneas melancólicas sobre el césped marroquí invade la desidia. Me sirvo otra copa de vino. 84 días del último partido oficial así lo merece. En el tablero tenemos al Sevilla de Machín, que le das unas damas y te come la reina. Mientras pensaba, joder que bueno es este Vaclík, que ojo tiene Monchi, perdón Caparrós (Caparrós???), Ousmane Dembélé me da una bofetada con un violento derechazo

IMG_20180813_012138
Esta será siempre la Supercopa de Ousmane Dembélé. Por cierto, ¿Cuál es su pierna mala? Ha marcado 12 goles y 17 asistencias con la zurda y con la derecha 16 goles y 16 asistencias en toda su carrera. Dato vía: Squawka. Foto vía: FC Barcelona.

La verdad que al poco de fichar a Dembélé me comentó mi hermano que el francés no era lo que necesitaba el Barça, que no tenía el preciado ADN. Yo con mi habitual verborrea parabólica me dispongo a convencerlo a base de Highlights. Algún gol, algún regate estimulante pero ni una acción que fuera motivo para pisar el Camp Nou y menos con tutela de estrella.

Aún no se lo explicado, pero mantengo un halo de esperanza en el francés. Ni mucho menos es un gol que vale un título, no. Lo que me mantiene expectante es que Messi apoyado en una pelota como Johan Cruyff o Pep Guardiola, intentará descifrar en esas raquíticas piernas la posibilidad de hacerle sentir cómodo. El argentino dialogó con los asistentes para mejorar el fútbol de Dembélé y eso es porque tiene fe en él y con eso me vale.

A todo esto casi nos fastidia la velada Aleix Vidal en un más que discutible penalti en mi opinión. Incidir que tiene guasa que el único que haya explicado bien el funcionamiento del VAR en antena sea Julio Salinas. Ese iros a tomar por culo del teutón, indican que tampoco estaba muy de acuerdo con lo señalado. Digamos que pararlo fue más por demérito de un atenazado Wissam Ben Yedder.

IMG_20180813_023333.jpg
Al finalizar los 90 minutos y ante los micrófonos estuvo más comedido. “Creo que era penalti pero no me pueden echar del sitio” añadió el cancerbero en un acto de sinceridad. Foto vía: Sport.

Agarrotados también estaban Gerard Piqué y Clément Lenglet que antes del minuto 10 no fueron capaces de frenar a Luis Muriel, jugador que no se caracteriza por su habilidad y velocidad con el balón controlado. Lionel Messi tenía ese cuerpo de lunes tras unas merecidas vacaciones. Ese encefalograma plano que más de uno hemos padecido. Aunque tampoco podemos tener absoluta certeza que la zurda del astro argentino no hiciera a propósito esa carambola de palo, portero, palo y asistencia a Gerard Piqué. No seré yo quien lo niegue.

En resumen, primer título al bolsillo y con la incógnita de Luis Suárez, esperanza cogida por pinzas en Dembélé y la confirmación de un Ernesto Valverde pusilánime. De ser fiel a la meritocracia y al estado de forma, Munir El Haddadi y Malcom deberían haber sido titulares, a pesar de no contentar a los pesos pesados. Ni que decir que Riqui Puig se merecía un puesto en el banquillo.

No pasará a la historia, por subir un peldaño el estilo. Nos tendremos que conformar con que sea capaz de rodear a Messi lo mejor posible. Tampoco diré que sea poca cosa pero de verdad esperaba en esta temporada un golpe de efecto, que a día de hoy, pienso que no veré. Por lo pronto, el 10 levanta un trofeo en su primer día como primer capitán y se convierte en el blaugrana con mas títulos de la historia con 33. Espero que Suárez y Valverde, no me tengan en cuenta dichas desconfianzas.

Sevilla 1 – 2 FC Barcelona


Sevilla: Vaclik; Jesús Navas, Mercado (Ben Yedder, m. 84), Kjaer, Sergi Gómez, Escudero; Banega, Roque Mesa; Sarabia (Aleix Vidal, m. 71), Franco Vázquez; y Muriel (Andre Silva, m. 60).

Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Arthur (Coutinho, m. 52), Busquets, Rafinha (Rakitic, m. 46); Dembélé (Arturo Vidal, m. 86), Luis Suárez y Messi.

Goles: 1-0, m. 9: Sarabia, con un tiro cruzado a pase de Muriel. 1-1, m. 41: Piqué remacha un rechace en el poste tras un lanzamiento de falta de Messi. 1-2, m. 78: Dembélé, con un derechazo a la escuadra.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (C. Madrileño). Amonestó a Franco Vázquez (m. 24) y Roque Mesa (m. 68), por el Sevilla, y a Ter Stegen (m. 89), por el Barcelona.

Incidencias: partido correspondiente a la Supercopa de España, disputado en el estadio Ibn Battuta de Tánger (Marruecos) ante unos 45.000 espectadores. EFE

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s