El VAR no civilizará el fútbol

A continuación las crónicas de las mejores plumas del empate a 2 en el Camp Nou contra el Girona. La expulsión a Clément Lenglet y las rotaciones de Ernesto Valverde las grandes protagonistas de los escritos.

El Girona se rebela en el Camp Nou


Evoluciona el fútbol a golpe de tuit y pregón. Qué menos que aprovechar las nuevas tecnologías. Aunque tal es el alboroto de donde se viene que no parece nada claro que el VAR pueda acabar civilizando el escenario. El Barcelona amagó con derrumbarse en la Liga en el Camp Nou tras dos años (la última derrota en casa fue en septiembre de 2016 frente al Alavés) al penalizar la expulsión de Lenglet. Una tarjeta roja que el colegiado Gil Manzano mostró al francés tras revisar el monitor del VAR e interpretar que el defensa, con el codo bien abierto, había impactado voluntariamente contra Pere Pons. Los azulgrana no pudieron pasar del empate frente a la rebelión de ese Girona en el que Stuani sublimó el oficio de delantero.

Sigue leyendo el artículo de Francisco Cabezas en El Mundo→

El VAR confunde al Barcelona


Apareció el VAR en el Camp Nou y descentró al Barcelona. La máquina pudo hasta con Messi. Los azulgrana se enredaron cuando tenían el partido a su favor, habilitaron el remonte de un orgulloso Girona y descontaron dos puntos después de firmar como mal menor un 2-2. No tuvo autoridad el Barcelona ni tampoco apareció el pie del 10, desajustado y desquiciado por el árbitro, por el Girona y por el VAR. Los barcelonistas se quedaron a mitad de camino en la cancha y en el marcador ante un adversario que tuvo una actuación coral irreprochable, un rematador infalible como Stuani y un excelente conductor en Eusebio.

Sigue leyendo el artículo de Ramón Besa en El País→

Sergio Busquets y los desafíos


En el Barça que el curso pasado celebró los títulos de Liga y Copa, Sergio Busquets fue uno de los soportes más sostenidos e importantes del fútbol culé. Como a casi todos sus compañeros, Ernesto Valverde le diseñó un espacio particular en el sistema de juego que permitiera potenciar sus efectos más positivos y que disimulara aquellos que en determinados escenarios pudieran pesar en contra. Protagonista con balón, con mayor veneno en los pases gracias a la conexión vertical establecida con Leo Messi en la frontal, y emblema de la presión adelantada que durante meses significó a la apuesta del Txingurri, el catalán disfrutó durante muchos meses de una mesa puesta perfecta para darse un festín. Los cambios que ha venido introduciendo el técnico para el segundo año del proyecto, sin embargo, también al mediocentro le han modificado las coordenadas y los puntos de agarre. Con Messi y el interior derecho más escorados, la relación con sus dos principales socios se ha erosionado, sumándole así un extra de dificultad a su arranque de temporada. Ayer contra el Girona, además, sumó a sus desafíos el hecho de compartir la medular con dos interiores nuevos, unos Arturo Vidal y Arthur Melo que justo hacían su debut como titulares en Liga.

Sigue leyendo el artículo de Albert Morén en EUMD→

Los tres de arriba


Si la poeta Elizabeth Barrett Browning dedicó un soneto muy famoso a contar las formas que existen de amar a alguien, a mi me gusta pasar el rato contando las formas de definir a los delanteros centro. Los hay correosos y voraces, persistentes y anárquicos, expertos y abrelatas, oportunistas y cazagoles, ‘killers’ y con olfato de gol…

Sigue leyendo el artículo de Jordi Puntí en El Periódico→

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s