Volver a disfrutar

Nunca una derrota propia es motivo de celebración, como a su vez, que nuestro eterno rival pierda no debe tapar nuestras vergüenzas. Cuando el juego es pésimo, si los resultados no acompañan, tus carencias quedan expuestas y es más fácil de analizar que el modelo se ha perdido, sin tener un estilo de juego reconocible, confianza nula en la cantera, un proyecto a medio/largo plazo a base de impulsos y se intenta tapar la mierda con mucha más, volviendo al victimismo que antaño nos hizo una entidad mediocre.

En este fango se encuentran la mayoría de jugadores señalados, sin caer en el tópico de falta de intensidad, factor que no nos hizo grandes, siempre va bien recordarlo. Por encima de todos Ernesto Valverde es el nombre más deteriorado. En el año I se le permitió el beneficio de la duda por aquel contexto determinado, en esta segunda etapa se le pedía un paso al frente en cuanto a estilo y cantera, ambos reinan por su ausencia.

En este contexto estamos ante las puertas de un mes de octubre de plena exigencia, donde se debe demostrar que una mejor plantilla que la del pasado curso es candidata a luchar por todo y a ofrecer una mejor versión. El primer rival el Athletic en el Camp Nou y luego se viene una auténtica locura con Tottenham en Wembley, Valencia en San Mamés, en casa contra el Sevilla, Inter y el Clásico contra el Real Madrid. Da la sensación de que no habrá término medio, o se saldrá reforzados o estallará todo por los aires.

Valverde afronta un encuentro vital ante su ex equipo. Un Athletic que con su marcha estuvo a la deriva la pasada campaña a los mandos del Cuco Ziganda, pero que actualmente con la brisa bielsista que acompaña Eduardo “Toto” Berizzo, se empiezan a recuperar sensaciones e iniciativas que parecían pérdidas. Los leones vuelven a tener sus señas de identidad, muy importante en un club donde su cultura rige el devenir, posiblemente uno de los más particulares del mundo.

28-ayudantes_23347_1
Eduardo Berizzo rodeado por buena parte de los integrantes de su cuerpo técnico. En ellos observamos un Roberto Bonano que fue meta del FCB entre 2001 a 2003, cargado de experiencias y ejerciendo como segundo ayudante del míster. Foto vía: Deia / Juan Lazkano.

Se mantienen en la élite con sus principios intactos, siguen fieles a su relación con Euskadi como vemos en su filosofía de jugadores locales o su conexión con la comunidad. En este aspecto ensalzar la figura de Óscar de Marcos que se ha ganado a pulso el cariño unánime de la afición de San Mamés. Reserva parte de su tiempo libre en acudir al Hospital de Cruces en Baracaldo, a la unidad de oncología de pediátrica para dar su apoyo y cariño a los niños allí ingresados. Todo esto lo hace en absoluto anonimato aunque en las últimas semanas fue filtrado por los acompañantes de un paciente. Es habitual ver al lateral relacionado en temas sociales, viajando varios veranos a países del tercer mundo o trabajando en una ONG junto a su ex compañero Carlos Gurpegui, acudiendo a Perú o próximamente en diferentes ciudades africanas con Iñaki Williams para abordar labores humanitarias.

“Si no lo publico es porque no me gusta hablar de estos temas. Es algo que se hace en la vida privada y se queda para uno. Cada uno aprovecha su tiempo como quiere”

Óscar de Marcos en Radio Popular.

Sobre el verde el jugador por el cual pendula el proyecto del técnico argentino es Iker Muniain. Todo gira alrededor de él, es el encargado de ordenar y dirigir a los rojiblancos. Si Aritz Aduriz es elegido de inicio, su punto de partida puede ser desde una posición más retrasada, proyectando a Iñaki Williams y conectando con un Yuri Berchiche siempre vertical. Estas son las principales armas para atacar un FC Barcelona que ha perdido la solidez que le caracterizó en su Doblete.

Girona y Leganés nos endosaron 4 tantos sin tener que hacer ni un fútbol brillante, ni un trabajo excesivo. Nuestro siguiente adversario, tiene más colmillo, talento e individualidades para volver a mostrar los desajustes infantiles de las últimas semanas. Uno de los quebraderos de cabeza en estos días de Valverde habrá sido la de recuperar la fortaleza de la pasada temporada. Está misión la deberá afrontar sin un Samuel Umtiti que ha causado baja por lesión.

LINEUP111538148523056
Posible once de Ernesto Valverde con la vuelta a la titularidad de Clément Lenglet por el lesionado Samuel Umtiti. Infografía propia con la App LineUP11.

No es tanto de nombres (a pesar que en la retaguardia a excepción de Marc-André ter Stegen no hay nadie a su nivel), sino de un sistema que se agrieta muy frecuentemente. Dar cabida en el mismo once a Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé genera desajustes. Principalmente porque el brasileño no es interior, su zona la defiende con la mirada y queda alejado de sus mayores virtudes. Esta situación tratará de aprovecharla un Raúl García que huele sangre cual tiburón hambriento.

No parece día de experimentos y la alineación se compondrá de los habituales, la única duda radica en el sistema, pudiendo homogenizarlo con otra predisposición. Por lo pronto, tendremos un Luis Suárez con ganas de reivindicarse ante la anterior suplencia y un Leo Messi que convierte las crisis en más amenas, sin duda volverá a ser protagonista y volverá a meter las vergüenzas bajo el sofá, suspirando por una evolución del juego que nos vuelva aupar a cotas más altas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s