¿Se puede ganar sin milagros?

Tras vencer en el pasado encuentro contra el Sevilla por 4-2 se recuperó el liderato pero a Josep Maria Bartomeu le costaría coger el sueño. Cómo a todo culé o amante del fútbol en general la lesión de Lionel Messi nos duele como propia y horas antes sufrió un revés por parte de los compromisarios que le recordaron que no es el dueño del club.

Durante la asamblea afirmó que cree en un modelo que a efectos prácticos no ha disimulado en destruir. Escudo a un lado donde quedó más que en evidencia al evitar la votación, nunca ha confiado en una cantera que debe nutrir al primer equipo y un estilo que vino de la mano de un Johan Cruyff que siempre le incómodo y perfeccionado por un Pep Guardiola del cual no aprendió nada.

El de Santpedor ya dijo que en tiempos convulsos era cuando se vería la integridad de apostar por lo que nos hizo tocar la gloria y la actual junta directiva siempre ha ido en contradicción de unas directrices que estaban perfectamente delimitadas. El astro argentino ha sido el encargado de mantener el rumbo de un proyecto a la deriva y ahora el barco ya no tiene capitán y los grumetes deberán asumir funciones olvidadas al confiar en el 10 y valerse por sí mismos.

El Inter será el primer escollo antes del Clásico contra el Real Madrid. Dos rivales de entidad para tener que demostrar que pueden dar un paso al frente y conseguir resultados positivos con el trabajo colectivo. Por lo pronto, contra los hispalenses en las dos áreas se vieron destellos de esperanza. Se vivió un Gerard Piqué fenomenal evocando a sus tiempos de mariscal, un Luis Suárez pensando en el equipo sumamente colaborativo y lo de Marc-André Ter Stegen se eleva a categoría de leyenda, opositando seriamente para ser el mejor meta del planeta.

Precisamente en la zona capital para el funcionamiento de nuestra esencia es donde se divisan mayores incertezas. Sergio Busquets que deberá portar un brazalete de capitán huérfano, es el claro metrónomo del autoestima de su equipo. Sin tener la frescura de antaño, sus pérdidas de balón o sus presiones mal realizadas, son el gran reflejo de un conjunto que sigue adoleciendo déficits en niveles asociativos y sobre todo de posicionamiento.

A su lado parece afianzarse Arthur Melo. El brasileño es la esperanza hecha jugador y por el momento se hace fuerte sabiendo que si sigue mimando la pelota, tendrá al Camp Nou de su parte. Philippe Coutinho (si no lo maquilla con goles decisivos), Ivan Rakitić y sobre todo Ousmane Dembélé son los hombres que estarán más cuestionados si se muestra una versión simplificada a llevar la individualidad a la máxima exponencia.

LINEUP111540204339043
Posible once de Ernesto Valverde donde una de las opciones podría ser la entrada de Ousmane Dembélé por el lesionado Lionel Messi. Infografía propia con la App LineUP11.

Habló de un Dembélé titular ante el tercer clasificado del Calcio dado que Ernesto Valverde no querrá sentenciarlo. Esto viene a que dadas sus características de fomentar el caos y poner en peligro la estructura táctica, se me antoja que contra el Real Madrid volverá al banquillo para dar orden con la entrada de Sergi Roberto y Nélson Semedo copando esa banda derecha. Nadie duda de su talento pero en cada minuto que disputa se refuerza la hipótesis, que dado el precio pagado y el dinero que se le abona cada mes, su aventura blaugrana podría no ser muy duradera.

Los de Luciano Spalletti empezaron la Serie A con muy mal pie, consiguiendo 4 puntos de 12 disputados. Aquello quedó en el olvidó en la primera jornada de la UEFA Champions League donde tirando de épica remontaron el tanto inicial de Christian Eriksen con goles de Mauro Icardi en el 86 y Matías Vecino en el descuento, desatando la locura del Giuseppe Meazza. Desde entonces pleno de victorias en las siguientes 4 jornadas del campeonato doméstico y en la segunda fecha europea contra el PSV sufriendo lo suyo en el Philips Stadium.

En este contexto de caos con finales heroicos se sucedió el Derby della Madonnina. Se imponían las defensas impuestas por Spalleti y Genaro Gattuso pero Mauro Icardi que apenas había tocado quince pelotas en todo el partido, no desesperó y en el descuento, se movió cual escualo, de forma innata, dando el golpe definitivo con un soberbio testarazo que suponía sumar otros tres puntos e intentar dar caza a una Juventus que tropezaba por primera vez este curso. Encuentro marcado también por las lesiones al tener que abandonar el terreno de juego antes de hora Radja Nainggolan e Ivan Perišić. Si no llegan ambos en condiciones al envite sería catastrófico para los intereses interistas.

https://twitter.com/AliRashidGarcia/status/1054168076168642560

El que lo tiene más complicado es el belga y su posición de enganche, podría ser sustituida nuevamente por Borja Valero. Otra opción sería la de eliminar dicha demarcación y disponer de tres centrales, sumando a los imperiales Milan Škriniar y Stefan de Vrij, al brasileño ex del Atlético de Madrid, Miranda. En los laterales se han asentado dos nuevos fichajes como Kwadwo Asamoah que llegó libre de la Vecchia Signora y otro que fue colchonero, Šime Vrsaljko. El doble pivote lo forman el uruguayo Matías Vecino y Marcelo Brozović que es el director de prácticamente todas las operaciones. Matteo Politano suele cubrir banda derecha y en la zorda el croata que también será duda y podría ser sustituido por Antonio Candreva, Keita Baldé o Lautaro Martínez.

En definitiva, buen duelo para seguir fomentado mejoría en el juego asociativo y mostrando una medular consistente, dado que no tendrán grandes apuros en cedernos la posesión que debe servir para romper unas líneas muy bien construidas. Icardi vuelve a Barcelona con ganas de poner a prueba la infinidad de errores en zona defensiva y una pareja de centrales recién formada ante la baja de Samuel Umtiti. Piqué tiene la opción de redimirse y devolver la seguridad perdida para que Ter Stegen no deba ser protagonista. El vacío de Messi debe ocuparse con el crecimiento de otros jugadores, con especial miras en un Dembélé muy cuestionado, un Coutinho que debe participar más en el juego y un Luis Suárez que ya mostró que aún le queda mucho que decir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s