Imponer el orden donde gusta el caos

Milán es en el fútbol la ciudad más representativa a la hora de representar la gloria y el infierno. Sus dos mejores clubes pasaron del éxito a pasear por la vulgaridad. Entidades históricas que vieron como sus cimientos de grandeza de derrumbaron. En la parte rojinegra siguen intentando salir del fango y el bando negriazul vuelve a asomar aún estando lejos de su mejor versión.

Es por ello que existe una parte de nuestra afición tan sumamente crítica. Nosotros también vivimos las penurias de deambular por la nada después de que Ronald Koeman rompiera con un soberbio derechazo multitud de miedos y complejos. Situarnos entre los ganadores fue obra de una identidad creada por Johan Cruyff, él marcó el camino a seguir y cuando nos alejamos del sendero se vivió la historia oscura más reciente.

Fichar músculo, jugar con el descontrol como virtud o ganar tirando de testosterona a muchos nos evoca malos recuerdos. No debe ser el argumento principal, a pesar que en ocasiones muy aisladas puede ser un recurso ganador. No hay que mitificar el pasado y defenderlo a ultranza. El Gerard Piqué como nueve en momentos de suma necesidad se ha vivido en la años dorados de Pep Guardiola y Alexanko fue el primigenio en el periplo del Dream Team.

Pretender la excelencia debe ser una de las premisas pero hay que ser conscientes que no siempre se puede alcanzar. Hay deficiencias en la plantilla y cuando la fatiga aprieta, las costuras se hacen más presentes. Quiero centrar mi breve análisis en un Sergio Busquets que cuando se parte es un síntoma de que el equipo está sufriendo. En Vallecas jugadores como Rafinha Alcántara, Philippe Coutinho o Ivan Rakitić propiciaron en cierto modo que el Rayo Vallecano pudiera hacerse con el control. Son hombres que no tienen mucha opción de cambio y en ocasiones ponen en aprietos las virtudes del juego de posición.

En los grandes escenarios que nos ha brindado este mes de octubre se ha conseguido un gran nivel y volver a la vulgaridad altera al más sosegado. El problema radica en que nuestro plan A, por mucho que se diga que la plantilla ha mejorado -que en cierto modo es cierto- no da relevos de garantías a los primeros espadas. Podemos decir que Lionel Messi ha visto los mismo problemas y se ha visto en la obligación a devolverle al equipo con su presencia, las gracias por los servicios realizados en su ausencia. No se espera que el argentino parte de titular y veremos si disputa minutos o si se dan contra el Real Betis o ya después del parón de selecciones.

Los tres jugadores más utilizados no titulares andan lejos del orden y el control que nos ha hecho líderes en todas las competiciones. Ni Arturo Vidal, ni Ousmane Dembélé, ni Nélson Semedo poseen características semejantes a los puestos que quieren ocupar. Son recursos para planes concretos pero generan enormes dudas en un enfoque inicial. Veremos si en un Giuseppe Meazza que está acostumbrado al caos de su equipo, Valverde confía en algún no habitual con posibilidades de caer en la trampa de la Biscione (serpiente característica del Inter).

LINEUP111541509614706
Partido más interesante que importante, aunque cierto es que de ganar se consigue la primera plaza matemáticamente. Es posible que Ernesto Valverde haga alguna rotación. Infografía propia vía App LineUP11.

Veremos si se dan nuevas oportunidades o si se sigue en la línea continuista. Luciano Spalletti por su parte, sí que realizó rotaciones está fecha en su duelo contra el Genoa y funcionaron a la perfección. Le endosaron su particular manita dejando a jugadores importantes como Kwadwo Asamoah, Mauro Icardi, Antonio Candreva, Šime Vrsaljko, Miranda, Matías Vecino sin jugar un solo minuto y dando minutos para culminar su retorno a un Radja Nainggolan ya recuperado de sus dolencias.

En el Calcio se busca escuadra que sea capaz de destruir la hegemonía instalada por parte de la Juventus. No será fácil, dado que los bianconeri cuentan con una de las mejores plantillas de su historia y quizás del continente. Evidenciado en que no han perdido un partido en las once fechas dispuestas y solo empatando en casa curiosamente contra el Genoa. A seis puntos se encuentran, empatados con el Napoli, parecen un mundo actualmente para conseguir el asalto de la Serie A.

Veremos si Messi puede culminar el milagro, pero no debería eclipsar la lucha de nueves cual gladiadores en un anfiteatro. Se baten en duelo al que todos apuntaban en declive y ha conseguido liderar el vacío dejado por el mejor jugador de la historia. Luis Suárez se ha erigido máximo goleador de La Liga y sus últimas actuaciones son notables. Enfrente, un Icardi que se postula como una de las candidaturas para ser el mejor ariete en un espacio corto de tiempo. Ambas áreas estarán amenazadas por estos mastodontes.

En tierras lombardas debemos ser conscientes que mantenerse en el éxito es complejo y que una caída puede dejarte en tierra una larga temporada. El modelo no se negocia y hay que evitar errores antes cometidos. Ambos quieren enseñar sus dientes a una Europa que ya no los teme como antaño. Diferentes necesidades pero con el objetivo de seguir cimentando unos proyectos que están confeccionados para tocar metal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s