Los 4 de… Xavi Vallés

En la última entrega de esta sección comentamos que a finales del año 2018 quien consume periodismo deportivo basura es simplemente porque así lo desea. Uno de los primeros proyectos que abanderaba este periodismo 2.0 son los compañeros de Sphera Sports. En él se encuentran grandes profesionales y uno de ellos abarca la actualidad del Barça semana a semana.

Se trata de Xavi Vallés que en estos artículos nos ha deleitado con temas diversos, desde el nacimiento del Pep Team, pasando por la irrupción de Arthur Melo, el carisma de Marc-André ter Stegen, el peso de Luis Suárez, analizando una fragilidad defensiva preocupante, el renovado e ilusionante Barça B de Francesc Xavier García Pimienta, sobre las paradojas del fútbol moderno, la participación de todo el grupo en la díficil misión de suplir a Lionel Messi, la figura de Philippe Coutinho, Clément Lenglet para una década o el valor seguro de Carles Aleñá.

En definitiva como bien le gusta a decir, con sus escritos nos muestra que la vida es un partido de fútbol que hay que salir a jugar con las ideas claras y estilo propio. Sin más rodeos, los 4 de Xavi Vallés.

20181009_223959_0001

Víctor Valdés


Puede dar la sensación que empiezo “a lo fácil”, ya que este sería el nombre que la mayoría de aficionados utilizarían para llenar este primer espacio dedicado a la posición más delicada. Pero quiero reivindicar que mi elección tiene un motivo que pesa más que cualquier otro: simplemente, soy una de las personas que siempre creyó en Valdés. Reconozco que suelo mostrar más propensión de la habitual hacia los canteranos, pero creo que la historia de Valdés tiene factores que a uno le hacen empatizar aún más con él. Es superación, es volver a levantarte, es creer en uno mismo, es crecerse ante la opinión pública y las adversidades… No todo es París 2006 ni los cuatro ‘Zamoras’ consecutivos. Valdés también es superar que te han bajado al filial tras ser titular en el primer equipo, quitarle y ganarle la titularidad a una estrella mundial o resurgir después de errores que le quitan puntos a tu equipo y por los que parte de la afición y medios te señalan.

20181009_224127_0001

Rafa Márquez


Márquez supuso uno de los grandes aprendizajes futbolísticos en mi etapa de tránsito hacia la edad adulta: en el FC Barcelona es imprescindible un defensa que no solamente sepa defender. Siendo curioso que no fuera un central ‘Made in La Masia’ quien me enseñara esto, este detalle no me impidió valorar y acabar cayendo rendido a las cualidades de ‘El káiser de Michoacán’. Me impactó de manera especial ver como un central era capaz de reconvertirse y adelantar su ubicación en el campo. El Márquez de la 2005-06, temporada que recordamos por la segunda Champions pero también como la de ‘los cruzados’ por la cantidad de lesiones de ligamentos que sufrió la plantilla, me maravilló al rendir de forma sobresaliente como mediocentro. Considero que bastantes mediocentros son capaces de reconvertirse a central, pero no hay muchos centrales con cualidades para rendir como mediocentro. Rafa Márquez lo consiguió.

20181009_224159_0001

Pep Guardiola


Se habla mucho (y con todo merecimiento) del Guardiola entrenador, pero no tanto como ese Guardiola jugador, que desde su participación en el campo ya era parte de la figura que a día de hoy conocemos y admiramos. De hecho, basta con ver algunos videos del catalán como jugador para entender por qué cree por encima de todo en esta idea de juego que le ha llevado a lo más alto. Él ya jugaba así: uno, dos o tres toques, favoreciendo la circulación rápida, ocupación de los espacios para dar facilidades al compañero que tiene el balón, pasar y ofrecerse, fomentar la basculación de la defensa rival a nivel horizontal pero también vertical… Un máster en toda regla de juego posicional. A veces pienso que se trataría del único jugador al que el Busquets de 2008 no hubiera conseguido sentar. Las veces que he lamentado que, más allá del ‘dream team’, Pep no coincidiera en el tiempo con unos compañeros y equipos que hablaran al 100% su lenguaje futbolístico.

20181009_224034_0001

Rivaldo


Pensar en jugadores que no tuvieron compañeros y equipos a la altura de sus cualidades me lleva a mi última elección. Siempre es complicado por la cantidad de cracks que suelen copar los puestos atacantes, y si me dieran a escoger el mejor que han visto mis ojos sería sin dudar Ronaldo (el brasileño, el bueno), pero he puesto a Rivaldo por la incidencia que tuvo en el club y porque fue durante años uno de los pocos motivos por los que valía la pena ir al Camp Nou o pasar dos horas de tu tiempo delante del televisor. Rivaldo siempre mostró una capacidad titánica para echarse el equipo a la espalda, y se podría definir como incuantificable la cantidad de partidos en los que llegó a salvar al equipo. He recorrido más de una vez al pensamiento de “con un equipo la mitad de bueno que el de 2008 a su alrededor, Rivaldo nos hubiera llenado las vitrinas de títulos” y pienso que no es del todo descabellado. ¿Mis mejores recuerdos? Un hat-trick en San Siro, un hat-trick robado en el Bernabéu… y como todos, la madre de todas las chilenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s