Los 4 de… Eldeu

Nuestro protagonista de esta semana se ha curtido durante casi dos décadas en campos de tercera división. Ello lo combinó prodigándose en Twitter haciendo gala de un cruyffismo radical. El adjetivo radical puede sonar peyorativo pero no es así. En su caso comunica sus ideas con firmeza dado que poca gente tiene unos conocimientos correctos del juego de posición y de esa filosofía que enamoró a principios de los noventa en el Camp Nou con Johan Cruyff como maestro.

Se trata de Eldeu, personalidad arrolladora que no hace prisioneros. Le importa bien poco lo que piensen o digan de él, y sus ideales no se desvanecerán ante cualquier contratiempo. Si alguna vez os habéis enfrascado en una discusión con él, reflexionar y pensar si en vuestra vida queréis gente que os diga lo que queráis escuchar o si queréis gente que tenga unos valores estructurados y firmes. Por lo pronto, debemos disfrutarle en 140 caracteres (ni con 280 tampoco) que llegara el día que lo veamos en la banda dando órdenes a sus pupilos y la prensa criticandole porque eso les será más fácil que entender sus premisas vitales.

20181009_223959_0001

Cuando le piden a uno hacer una lista de estas siempre piensa en ser original. En ser diferente. Pero claro, una cosa es ir de “guays” y otra poner a otro portero en esta lista que no sea Víctor Valdés. Veamos, VV es uno de los mejores porteros de la historia del fútbol. Y si no tiene un Mundial y dos Eurocopas más en su palmarés es porque en este país tan bonito que es España se hacían pajas con un tal Casillas que no le llegaba a la suela de los zapatos. Y ya que estamos con Casillas y esto tampoco es un post de análisis futbolístico pues nos detendremos en esto tan divertido de la comparación. ¿Juego de pies? LOL. ¿Juego por arriba? LOL. ¿Manos a mano? Meh. ¿Bajo palos? Meh. ¿Tácticamente? LOL.

“LOL”, para quien no lo sepa, es un acrónimo inglés que significa “laughing out loud”. O sea, que me parto la caja con la comparación. “Meh”, en cambio, vendría a ser un “pse”. Nivel similar, vaya. Valdés es mejor en casi todo y similar en un par de cosas.
VV es Dios. Marc Ter Stegen, también, ojo. Le queda mucho para ser tan idolazo como Víctor, sin embargo.

20181009_224127_0001

Uno, que creció con el “Dream Team”, recuerda muy bien como los de siempre utilizaron a Ronald Koeman para atacar a Nuestro Señor Johannes Cruijff. Que si “demasiado lento”, que si “demasiado caro” o el dinero en quienes marquen goles.

Al principio uno se traga todo y hasta dudé pero a Koeman le he de agradecer ser el primer jugador con quien pude pensar “Si crees que Koeman no es bueno, es que no tienes ni puta idea”. Me ha pasado con otros después, también con la variante “Si te gusta este jugador, es que no tienes puta idea”. No daré nombres de jugadores de estos que por twitter todo Dios se la coge con papel de fumar. (Dembélé).

A mí, por favor, dame defensas lentos. ¿Sabéis qué tienen en común los defensas lentos que llegan a la elite? Se saben orientar y colocar. Eso en un defensa lo es todo. Os aseguro que pierde más tiempo un defensa rápido en recolocar su cuerpo mal orientado o corregir una posición errónea del que pierde uno lento en una carrera. Claro que alguna vez les pillan y se ve mucho (Bartra vs Bale) pero hay que analizarlo todo, amiguitos. Koeman debió perder alguna carrera en su carrera y se debió ver mucho. Seguramente Santi Nolla escribió un artículo ese día y el tribunero de a pie se lo creyó de pe a pa. Son las carreras evitadas por estar bien orientado y/o colocado las importantes. Aprended de estos defensas jóvenes y no de Sergios Ramos de la vida.

Para rematar, el tío nos enchufaba 10 goles por temporada de falta. Joder, cómo le pegaba. Recuerdo una vez que metió una falta por raso por el palo del portero que el árbitro madridista de turno manda repetir. Pues va el tío y la vuelve a enchufar por encima de la barrera. A la escuadra. ¿Me lo estoy inventando esto? Es posible. De la misma manera que es perfectamente posible que ocurriera con el gran Ronald de por medio.

20181009_224159_0001

Sabéis muchos que he sido un futbolista semiprofesional de medio pelo durante mucho tiempo. No llegué a nada pero uno está orgulloso de su carrera en Tercera División y haber sido de los mejores de la categoría durante un periodo largo de mi carrera. No era rápido, tenía más o menos gol, era flojete físicamente, una calidad aceptable sin ser nada de otro mundo. En una característica del juego fui el mejor. El último pase. La asistencia de gol.

Si fui tan bueno en eso fue gracias al JUDAS (never forget) de Michael Laudrup. Como ya he dicho, crecí con el Dream Team. Fue el primer fútbol que realmente vi. Mis jugadores favoritos eran Pep y Laudrup.

Haced un ejercicio de memoria. Recordad goles del Dream Team. Recordad y veréis como la gran mayoría vienen precedidos de una asistencia de uno de estos dos o de un pase atrás tras diagonal de Hristo, Txiqui, etc… previo pase en profundidad de Pep o Michael.

Y es que esto es el fútbol, joder. No me jodais con extremos de uno contra uno y centro desde banda. No quiero medios “box to box” que no paren de correr y luchar los balones arriba como si les fuera la vida en ello. No me habléis de delanteros que se vayan de 4 por potencia una de cada 150 veces. Ni me nombreis jugadores con buen disparo de fuera del área. Los goles de fuera del área no deberían ni ser legales en este juego. Dame juego de posición, recibir entre líneas, un regatito elegante para superar un hombre y un pase a la espalda de la defensa para dejar al delantero sólo delante el portero. Eso es fútbol, joder. Y eso era Laudrup.

20181009_224034_0001

Iba yo a enviar este artículo por email y me he echado atrás. He borrado las 250 palabras aproximadamente que tenía escritas sobre el gran Romario da Souza Faria y me dispongo a escribir sobre el mejor delantero centro de nuestra Historia. El hermano. El gran Samuel.

Eto’o, joder, Eto’o. Goles en dos finales de Champions abriendo la lata en ambas. Eto’o, que se lesionó cuando iba a ganar el balón de oro. Eto’o, que desafió a Floren y fichó por el Barça por sus cojones y los del Laporta (que debería tener un post para él como el mejor presidente de la Historia, lógicamente). Eto’o, que tenía tanta ambición y se desmarcaba tan bien que tenía diez ocasiones por partido (y fallaba ocho, cierto, pero nos metía dos). Buen jugador en la combinación aunque se diga lo contrario. Se dejaba la piel por él, por nosotros, por sus 35 hermanos y colegas que vivían con él en su casa de Son Vida (true story) para robarle un balón a Roberto Carlos y Casillas y abrir la lata en un clásico. Además, tuvo las narices de señalar y enfrentarse a la niña mimada de Rosell y por tanto de nuestra caverna mediática, Ronaldinho, mientras él jugaba medio lesionado y marcando un gol por partido. Una puta estatua merece Eto’o. Y si no os gustaba os remito a la frase que he utilizado antes con Koeman.

Acabo con una anécdota. Mientras Eto’o negociaba su fichaje por el Barça entrenó durante el verano con el División de Honor del RCD Mallorca. En ese equipo jugaba mi hermano. Era tan buen tipo Eto’o que ya entrada la temporada y cuando visitaron Mallorca para jugar les invitó a toda la plantilla al hotel de concentración para charlar con ellos. Era una época de debate Larsson-Eto’o y quien debía ser titular en el Barça y los chicos le preguntaron por ello. Aún se ríe de ello, el hermano. Y metió dos goles en ese partido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s