Un barco sin rumbo contra un submarino amarillo

Ernesto Valverde afronta su momento más crítico como entrenador del FC Barcelona. Perdiendo el liderato en el Wanda Metropolitano, mostrando su versión más conformista contra el Atlético de Madrid y en Eindhoven ofreciendo una versión más caótica pero consiguiendo imponerse al PSV y confirmar el liderato en la UEFA Champions League.

Refiere que no es amante de los experimentos pero la realidad es que su FC Barcelona no tiene un plan definido. Todo viene marcado por los jugadores que pisan el verde. Solo se nota su mano para imponer una sobriedad que no se ve reflejada en una firme solidez defensiva. Su próximo rival en Liga tampoco le traerá buenos recuerdos contra el que disputará su partido número 400 como técnico.

En El Madrigal podemos decir que es en el único lugar donde no ha conseguido abordar los objetivos propuestos y en el Camp Nou va camino de hacer lo propio, ya que pese al Doblete anterior y teniendo posibilidades de sumar nuevos trofeos, no marcará un punto de inflexión en la historia blaugrana.

Con el modelo tocado de muerte, tanto a nivel de cantera y en cuanto a estilo, solo se puede aferrar a los resultados y en este envite contra el Villarreal solo sirve sumar los tres puntos. Tanto Sevilla como el Atleti juegan de visitantes contra rivales incómodos (Deportivo Alavés y Girona respectivamente), mientras que el Real Madrid lo hareá en el Santiago Bernabéu pero contra el Valencia. Jornada propicia para volver a ocupar el primer puesto.

LINEUP111543690160380.png
Convocatoria plagada de bajas y con la presencia de tres hombres del filial: Iñaki Peña, Juan Miranda y Chumi. Infografía propia vía App LineUP11.

No hay cimientos para un proyecto arrollador pero siempre será más llevadero con títulos y así evitar el cortoplacismo que impera en la actualidad y que hace un daño terrible. Uno de esos pilares del futuro es Arthur Melo, quien será baja para este encuentro por una sobrecarga. Su irrupción choca con la banda diestra propuesta en el Philips Stadion, Nélson Semedo, Arturo Vidal y Ousmane Dembélé, muy alejados de nuestro añorado juego de posición.

Volveremos a ver jugadores como Ivan Rakitić o Philippe Coutinho fundidos o los nombrados anteriormente jugando al fútbol que provoca erecciones a Pep Segura. Ante todo este sin sentido jugará Lionel Messi presumiblemente como delantero centro, mostrándose enfadado con estamentos superiores y teniendo que volver a recoger la mierda bajo el sofá.

BARÇA - VILLARREAL
El Barça lleva ganando en el Camp Nou contra el Villarreal desde 2010. Lionel Messi les ha anotado 13 goles en 18 partidos de Liga.

Un barco a la deriva que se va a cruzar con un submarino amarillo sin la alegría de antaño. El equipo de Javier Calleja no encuentra su mejor versión, aunque ha conseguido dos resultados importantes en las últimas fechas. Un empate a Ibrox Park contra el Rangers de Steven Gerrard que les sitúa líderes de grupo y con muchas opciones de certificar la clasificación en la última jornada en casa contra el Spartak de Moscú y un 2-1 contra un Real Betis que venía de humillarnos que les aleja a tres puntos de puestos de descenso.

Del letargo parece haberles despertado un joven nigeriano llamado Samu Chukwueze. El canterano ha ido quemando etapas a una velocidad vertiginosa al igual que su estilo en la cantera de los groguets. Se dio a conocer al conquistar el Mundial Sub-17 de Chile y casi confirmar su fichaje por el Arsenal pero por flecos económicos firmó por el Villarreal que se adelantó a Chelsea o Porto. A los que sigan al filial de García Pimienta les sonará, dado que no paró de percutir la banda derecha en la jornada 3 del Grupo III de Segunda B y provocó un penalti de Ferran Sarsanedas reconvertido en lateral.

Su fuerza, velocidad y desborde han servido para dotar de colmillo a un conjunto que no conseguía conectar su talentosa medular formada por hombres como Pablo Fornals, Manu Trigueros o Santi Cazorla con hombres con fácil definición como el veterano Carlos Bacca, un Karl Toko Ekambi que no consigue hacer olvidar a Cédric Bakambu, ni mostrar lo que apuntaba en el SCO Angers y un Gerard Moreno que es el fiel reflejo de dicha inoperancia.

Dinámicas parecidas en cuanto a sensaciones, con la necesidad de conseguir la victoria para luchar por objetivos propios y sobre todo encontrar la esencia que les hizo conjuntos plenamente reconocibles en el pasado. La verdad que en el bando blaugrana dada la alineación a disponer, es complejo que nos enamoren en estos noventa minutos, sin ir más lejos, en frente habrá tipos que no tendrán nada que envidiar a nuestra medular, incluso tendrán conceptos asociativos de más quilates. Con lo que hemos sido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s