Calma, mucha calma, hay tiempo

Riqui Puig debutó en partido oficial con el Barça ante la Cultural Leonesa en la vuelta de los dieciseisavos de final de Copa del Rey. ¿Ilusiona? sí, claro; pero tengamos mucha calma con él. Hablemos de Riqui.

A Riqui Puig ya se le veían destellos en las categorías de Infantil y Cadete. Riqui lleva mucho tiempo, junto a Aleñá, siendo una de las grandes ilusiones de La Masía. El curso pasado fue una pieza indiscutible en el Juvenil A del Barça que ganó la UEFA Youth League. A Riqui le conocemos como ese interior puro, desparpajo con el balón, seguridad, calidad y mucho, mucho toque.

Pero hay dos aspectos de los que puede ”presumir” y otros jugadores carecen de ellos: madurez y una familia que no va a permitirle perderse en este camino. Y es que con Riqui no hay que perder la cabeza, es muy joven (19 años) y le queda mucho trayecto por delante. Aleñá, por ejemplo, ya se ha curtió el año pasado en el filial en La Liga 1|2|3, aspecto que, en mi opinión, le falta a Riqui. Tiene que trabajar en el filial, ganarse los minutos y la confianza de García Pimienta en el Barça B, jugando, eso sí, partidos de Copa del Rey y algunos de Liga con el primer equipo.

IMG_20181206_001714
El abrazo de Riqui Puig tras darle la asistencia de gol a Denis Suárez.

Referente al partido ante la Cultural hay que destacar algún que otro aspecto. Cuando Riqui pisó el terreno de juego, el Barça tuvo un juego más fluido, filtró más pases él en 35′ que Rakitić en toda la primera parte. Se le vio tranquilo, esperando el momento exacto para romper líneas y con un desparpajo envidiable. Con sus 1’69 m y 59 kg de peso demostró que el músculo más fuerte para el fútbol es el cerebro. 

Quiero destacar las declaraciones del padre de Riqui Puig después del debut de su hijo: ”Ahora hay que dejar que baje el ‘soufflé’. Que respire. Que siga jugando en el Barça B, que no ha jugado todo lo que quisiera. Que se gane un sitio ahí para que lo llame el primer equipo y pueda hacer su camino. Sí que es verdad que tiene un talento, eso se ve. Hay que dejarlo, a ver si puede progresar porque es muy complicado. Que Ricard tenga los pies en el suelo”. Todas estas declaraciones me hacen pensar, a mí y a mucha gente, que Riqui Puig lo tiene todo para triunfar en ‘Can Barça’.

¿Ilusión con Riqui Puig? Sí. Pero calma, mucha calma, hay mucho tiempo.

Un comentario sobre "Calma, mucha calma, hay tiempo"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s