Takefusa Kubo, un mini Messi para el Mini Estadi

Durante las últimas semanas ha habido un nombre que ha sonado con fuerza para reforzar las filas del Barça B la temporada que viene: Takefusa Kubo. El joven japonés ya formó parte de la cantera blaugrana durante más de cuatro años, pero la sanción de la FIFA le obligó a volver a su país natal, donde ha continuado con su proyección hasta el punto de convencer a los técnicos culés para recuperarlo e integrarlo en el filial.

Nacido el 4 de junio de 2001, este menudo extremo recuerda instantáneamente por sus movimientos y manera de jugar a Lionel Messi. Zurdo y de 1,73 m de estatura, Kubo suele jugar como extremo derecho con mucha libertad para aparecer por zonas centrales, donde le gusta combinar con los centrocampistas y generar juego, razón por la cual también ha jugado de enganche o de segundo punta.

Físicamente destaca su gran agilidad, su facilidad para arrancar y frenar, su aceleración y su buena velocidad en distancias largas, especialmente cuando conduce el balón. A pesar de no ser un jugador fuerte, su bajo centro de gravedad le permite aguantar choques y desenvolverse bien ante defensores mucho más corpulentos.

Técnicamente destaca su control del balón. Es capaz de conducir a gran velocidad con el balón muy pegado al pie, con facilidad para realizar giros y cambios de dirección. Pero su velocidad no es su único argumento para ser un gran driblador, también tiene habilidad en espacios reducidos y detalles mágicos que le permiten salir de situaciones realmente complicadas.

A pesar de ser un jugador que brilla por su uno contra uno y su verticalidad, Takefusa Kubo muestra un buen entendimiento del juego y no es un jugador alocado que abuse del dribbling, una característica especialmente sorprendente teniendo en cuenta que solo tiene 17 años. Su buena lectura del juego hace que abandone la banda con facilidad y se acerque al centro del campo para combinar, con buena visión para superar líneas con sus pases y con inteligencia para cuidar la posesión. Tiene calidad para habilitar a los compañeros que se desmarcan por delante de él con buenos pases interiores y en profundidad.

Sus movimientos sobre el campo también recuerdan a los de Messi. Cuando los ataques transcurren por la derecha siempre se ofrece como opción de apoyo, participando en la posesión y recibiendo al pie para crear peligro con sus conducciones o pases; y cuando los ataques transcurren por banda izquierda contemporiza bien para llegar en una segunda oleada aprovechando los espacios generados por sus compañeros. Aunque llega con bastante peligro aun debe mejorar la finalización (apenas 7 goles en 56 partidos de clubes), aunque en selecciones juveniles ha demostrado bastante más gol (15 en 32). Seguramente jugar con compañeros de más calidad y crear automatismos en el filial barcelonista le será de ayuda para mejorar estas cifras.

En tareas defensivas es aplicado, va a la presión con intensidad, es agresivo en las disputas y sigue obedientemente a su lateral, aunque suele pecar de inocente y comete demasiadas faltas. Sorprende también su valentía en el juego aéreo, donde suele ir a las disputas a pesar de su baja estatura.

Lleva desde los 15 años jugando fútbol profesional, primero con el filial del FC Tokyo en la J3 League (tercera categoría del fútbol japonés) y desde 2018 en la J1 League (primera japonesa), tanto en el FC Tokyo como en el Kawasaki Frontale, donde estuvo cedido la segunda mitad de la temporada 2018. La temporada pasada ejerció más de repulsivo que de titular, pero esta temporada ha sido titular e importante en los dos primeras partidos de liga. Sin duda su experiencia jugando con hombres le facilitaría su adaptación a una categoría dura como la Segunda B.

Con el fichaje de Takefusa Kubo, el Barcelona se aseguraría a un jugador que a pesar de su juventud ya es uno de los máximos protagonistas de su equipo y asume ese papel con mucha personalidad, y seguramente uno de los jugadores juveniles del mundo con características más similares a las de Messi. Su pasado blaugrana facilitaría su adaptación, y su techo lo marcará su capacidad para trasladar lo que demuestra en Japón a una competición mucho más exigente como la española, donde sin duda el trabajo de formación del FC Barcelona será fundamental para sacar el máximo rendimiento a un jugador de innegable potencial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s