De Old Trafford al Alcoraz

De Old Trafford al Alcoraz. Casi nada en tiempos de cocción de una Superliga que destruiría estos contrastes que nos regala el fútbol. Disparidad que se acentúa con las diferencias de exigencias entre un duelo para seguir con el sueño de la ansiada UEFA Champions League a tener que competir en una Liga sentenciada -catástrofes al margen- la pasada jornada en aquella victoria contra el Atlético de Madrid.

La premisa era clara contra la SD Huesca, sumar sin la obligación de vencer, dar minutos a Ousmane Dembélé y descanso a los pesos pesados del plantel. Se consiguieron los tres objetivos. Empate y los hombres con más desgaste en sus piernas viendo el envite más propio de pretemporada desde Barcelona. No por un rival que se ve cayendo irremediablemente al infierno que supone la segunda división y que en el arranque del encuentro ejerció una presión propia de agarrarse con uñas y dientes a una categoría de la cual eran noveles.

Las distancias son las que son y el equipo B pese no hacer mucho por ganar, demostró mimbres en clave futura. Los más destacables fueron Jean-Clair Todibo que pese a estar inactivo desde noviembre y con solo 10 encuentros de Ligue 1 a sus espaldas, se erigió como un central exuberante con buen trato de balón. Veremos si el galo se mantiene en plantilla tras el verano, dependiendo de los movimientos en relación a Samuel Umtiti y Matthijs de Ligt. Los canteranos Riqui Puig con su talento innato y Moussa Wagué con un gran despliegue, pidieron paso para ser utilizados de forma inmediata dejándose de parches invernales.

IMG_20190413_170456.jpg
Riqui Puig realizando una asistencia a Ousmane Dembélé al inicio del encuentro al alcance de pocos elegidos.

Se evidenció la inutilidad de las llegadas invernales de Jeison Murillo -en menor medida- y sobre todo un Kevin-Prince Boateng que puede entrar en la lista de despropósitos junto a los Geovanni Deiberson, Fábio Rochemback, Maxi “La Gallina” López, Ronald de Boer o Winston Bogarde. Demostración que de optar nuevamente por la segunda unidad debe abrir las puertas de par en par en pos de Abel Ruiz.

Estás sensaciones pueden ser unánimes dentro de una afición siempre abonada a los cismas. No hay conformidad en la figura de Arturo Vidal. El chileno para muchos es un derroche de pasión y puede recuperar muchos balones -normalmente obviando los que pierde- pero esto en clave blaugrana no vale, se necesita un mayor entendimiento del juego y más en una posición tan fetiche como la de mediocentro. Se entiende el contexto y la necesidad de dar descansos, pero su rol cada vez más queda arrinconado al recurso y hasta en ello tengo dudas.

Su exceso de testosterona no me enamora y la manida frase de que con su cresta no hubiera sucedido la hecatombe de Roma no la compro. Soy más del argumento que aquello fue un cúmulo de nefastas situaciones que se dan de forma puntual en la historia y que se hubiera minimizado más con el actual Gerard Piqué imperial, junto a un Clément Lenglet, siendo ambos responsables de la actual solidez siendo diferenciales como hemos visto recientemente en Mánchester y en otros grandes escenarios.

Screenshot_20190413-220226
Partidos que faltan de Liga.

En definitiva, pocas certezas se pueden sacar ante abundantes rotaciones pero un punto que sirve para acercar la octava Liga de las últimas once. Solo faltan tres victorias para certificarlo matemáticamente y quedan tres envites bajo el regazo del Camp Nou. Trámite en el que alguno no perdonaría la siesta y ya tenemos que ir calentando que se vienen Ole Gunnar Solksjær y sus diablos rojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s