Urgencias

Futbolista rima con egoísta. A los profesionales del deporte rey les vienen de perlas estas jornadas entre semana; es vox populi que prefieren acumular horas de vuelo en el campo y de paso encadenar entrenamientos suaves, para desgracia eso sí de un cuerpo técnico que desearía sacar brillo a la pizarra o insuflar necesaria energía en las piernas de la plantilla. Esto no para, dicen. Además, cuando vienen mal dadas como en este Barça, volver a competir en 72 horas permite una reválida inmediata y la oportunidad de liberarse de algunas piedras de la pesada mochila con la que cargan los de Valverde a estas alturas.

Granada rima con inesperada. Parecía difícil empeorar las actuaciones en San Mamés o El Sadar y aún así el conjunto azulgrana hizo todo lo posible para superarse: inicio aturdido y errático, juego embarullado, lenguaje corporal desolador (otra vez) y nula capacidad de reacción en Los Cármenes. Las caritas de Messi o De Jong en la segunda parte reflejan el estado de ánimo de quienes tuvimos el dudoso honor de verlo por la tele: sonrojo en las mejillas, desasosiego en el estómago, incredulidad en el alma.

Reacción rima con presión. Poco proclive a ultimátums, sorprende que el diagnóstico del Txingurri en la víspera del duelo ante el Villarreal fuese matemático: “para que todo esté más tranquilo debemos sumar seis puntos en estos dos partidos”, avisó el técnico con una velada invitación a la continuidad. Aunque me preocupa tirar de calculadora ya en septiembre, cuando los libros de texto aún huelen a nuevo, entiendo que para Valverde resulte tentador semejante botín en pocos días considerando que el Barça suma 7 puntos en 5 jornadas. ¿Saldrán las cuentas el sábado tras medirnos al Getafe?

Brazalete rima con Triplete. Nada más recoger el Messi Award anoche en Milán, The Best declaró que “nos cuesta encontrar situaciones de juego” para después añadir —en un atisbo de lucidez y autocrítica de capitán al que hemos de aferrarnos— que “sabemos lo que nos pasa y saldremos adelante”. De momento pintan bastos en can Barça pero no seré yo quien dude del argentino. Esto comenzó nomás. Hemos arrancado a trompicones pero… ¿no habíamos quedado en que era mejor venir desde atrás y florecer en primavera?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s