Las variantes para ganar en el Coliseum

Visitar el Coliseum Alfonso Pérez,  como sea que te llames, te exige plantear el partido de una manera diferente,  agregando matices a tu idea principal con la intención de superar ese duelo de pizarra que te propone Pepe Bordalás, cuando vas a su feudo con la intención de puntuar. Por ello, Ernesto Valverde introdujo variantes tácticas que, a priori, sirvieran para sentirse lo más cómodo posible en un estadio que se ha convertido en uno de los más difíciles de La Liga. El Txingurri alineó el mediocampo que le entregaba menor riesgo a perder la pelota (Sergio Busquets, Arthur Melo y Frenkie de Jong) y que, en escenarios más complicados, podían darle un giro a la dinámica a partir de su técnica individual,  lo que le favorece a la hora de enfrentar a un Getafe que te plantea duelos en cada zona del terreno de juego.

Posicionamiento colectivo.png

Pero, más allá de tener ese triángulo en la zona de máquinas, la solución para romper con el bloque alto planteado por el rival fue Sergi Roberto que, posicionado como lateral derecho, fue esa vía de escape para desorientar el sistema de Bordalás e ir ganando poco a poco ese emparejamiento que no lo tenía a él como un objetivo principal debido a que naturalmente, en la salida de la pelota, los laterales del Barcelona se posicionaban bien arriba. El canterano, con libertad para moverse, descendió constantemente para jugar paralelamente con Gerard Piqué, ser opción de pase de seguridad y que él, desde el pase a un Busquets más libre, un De Jong en banda o la conducción por el carril central, liderara ese inicio de juego tan importante para asentarse en campo rival (FOTO 2). Dicha variante dio resultado a partir del posicionamiento de Marc Cucurella en el bloque que, como punto de partida inicial, tenía la obligación de frenar las intervenciones del mediocampista holandés en la circulación de la pelota del conjunto blaugrana. (FOTO 1)

Posición de Cucurella por dentro4

Mecanismo de salida del Barcelona con el press del Getafe

El segundo matiz pasaba por el ajuste que realizó el conjunto rival para romper con esa salida a partir de Sergi Roberto y sería que, con muchas más libertades posicionales, Antoine Griezmann comenzara a caer mucho más entre líneas, a espaldas de Mauro Arambarri y Nemanja Maksimovic,  facilitando llegar a la fase de verticalización a partir de los pases de Clement Lenglet y Piqué,  quienes activaron los movimientos del francés en esa zona que, a partir de los ajustes, se convirtió en indefendible debido a que Frenkie de Jong realizó los mismos movimientos en el sector opuesto. (FOTO 3) Pero, más allá de tener que atacar una de las principales zonas de confort del Getafe, la intención era que el francés tomara la zona que, en pasajes más naturales, debía tomar Arthur Melo. El brasileño, a diferencia de la temporada pasada, está teniendo mucha más importancia en ¾ de cancha con un mayor impacto en la zona definitoria pero, como el Coliseum te obliga a cambiar el guión, fue él quien a partir de la pelota organizó al equipo apoyando en la base a Busquets para darle mayor fuerza a la zona de gestación.

Centrales actiando a Griezmann entre líneas.jpg

El tercer rasgo llamativo del planteamiento de Valverde en el Coliseum pasó por la posición de Carles Pérez que, a partir de su energía,  fue una de las variantes ofensivas más potentes de la entidad blaugrana. El nacido en 1998 ocupó en gran parte del partido la zona de amplitud en el ataque posicional,  actuando como extremo fijo en banda que forzaba al lateral izquierdo rival (Nyom) a tomar decisiones a la hora de ir a encimarlo. Si iba por él, Sergi Roberto o Frenkie de Jong aparecían/atacaban el carril interior para activar esa zona libre pero, si no iba  por él, Carles Pérez recibía y buscaba con agresividad el área (FOTO 4). Al mismo tiempo, su ubicación tenía la intención de abrir la cancha y que el rival no ensuciara con facilidad la circulación de la pelota en el carril interior, por donde participan los jugadores más talentosos de esta versión del conjunto culé.

Posición de Carles Pérez abierto en banda

Por primera vez en la temporada, el Barcelona consiguió sumar tres puntos como visitante y, pese a tener muchas cosas que mejorar en las múltiples facetas del juego, las variantes introducidas para ganar en el Coliseum salieron a la perfección lo que, al mismo tiempo, podría marcar un antes y un después dentro de la actual temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s