Un alumno confuso llamado Ousmane

Dentro de toda Barcelona, existe una clase particularmente especial. Esta aula, en vez de tener la modesta apariencia de un tradicional instituto público, cuenta con un aforo de 99.354 espectadores y se llama Camp Nou. Normalmente cada dos semanas suena el timbre porque es día de partido y, entre todos los alumnos que aterrizan para realizar su clase de fútbol, hay un alumno francófono llamado Ousmane Dembélé que llega perdido y por tercer año consecutivo intenta establecerse dentro de un sistema muy particular.

Una de las desgracias del sistema educativo español – o al menos de la Educación Secundaria Obligatorio- es que este fortalece muy bien a las personas capacitadas para memorizar, pero excluye a aquellos que cuyas virtudes distan del recuerdo. Lamentablemente son muchos los alumnos que ven esta etapa como un sufrimiento y esperan como agua de mayo llegar a Formación Profesional o arrancar su etapa laboral para poder sentirse libres. A nivel futbolístico, Dembélé es el vivo ejemplo de ello. El francés  perdió el brillo propio que encontró en Dortmund al intentar encajar en una doctrina que premia unas cualidades muy específicas: la capacidad de asociación y los espacios reducidos.

Como sucede con cualquier alumno, la presión dentro de su propio contexto es un factor esencial para su éxito o fracaso. Lo curioso del caso del extremo es que, lejos de la tónica habitual en la que los padres achacan a su hijo o hija que no saque buenas notas, la tensión constante en la que vive no llega procedente de su familia, sino del entorno que rodea ese instituto llamado FC Barcelona. Dembélé llegó a la capital catalana para hacer de Neymar Jr, algo que siendo realistas es imposible. Las expectativas le condenaron, algo que a sus ahora 23 años le ha pasado factura. En vez de disfrutar del proceso de aprendizaje y tener cada vez más claras sus ideas, Ousmane ejerce el rol de adolescente perdido que ve su futuro negro porque, ese sistema en el que sabe de sobras que no encaja naturalmente, le ha generado una enorme falta confianza.

En el césped se ve cómo el francés, más que un enemigo, es una víctima de este relato escolar de mal gusto. Una demostración fue el partido ante el Getafe, en el que Dembélé fue titular. Por delante un equipo de presión alta, con un bloque muy organizado, pero que toma riesgos a las espaldas. En definitiva, un contexto ideal para él ya que podía romper líneas de un solo desmarque y correr muchos metros con el balón en sus pies. ¿El resultado? Más pérdidas que ventajas generadas. Además, para añadir más controversia a la situación, a su lado estaba un tal Pedri que, con tan solo 17 años y recién llegado a Barcelona desde las Islas Canarias, brilló como un diamante en bruto junto a sus medias a media altura.

Dembélé es la viva representación de un alumno que, a pesar de intentarlo con todas las ganas, no ha podido encajar en una aula que premia otras cualidades y hace que anhele libertad para ser realmente él. Entre las lesiones, la poca continuidad y unas virtudes totalmente distintas a las de Can Barça el francés continúa su tercera temporada de tensión constante. A su favor juega que todavía existe un pequeño rayo de esperanza. En Champions, ya con un 3-0 en el marcador, atacó los espacios abiertos Ferencváros, asistió, marcó y encontró en Serginho Dest un posible amigo. Aun así, esa ilusión puede ser un arma de doble filo porque puede servir a modo de “si has conseguido sacar buenas notas en esta asignatura, ¿por qué no lo haces en el resto?”. Ousmane sigue siendo joven y es posible que se reencuentre consigo mismo en Barcelona o en otro club, pero como buen adolescente sin las ideas claras, necesita ayuda para conseguirlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s