La vida también es un juego de posición

Hacer traspasar un método puramente futbolísticos al resto de aspectos puede ser útil

Últimamente una de las grandes modas a nivel comunicativo es complejizar una explicación para aparentar que sabes más. Independientemente de que a nivel personal me aburre tener que competir por absolutamente todo, este fenómeno choca teniendo en cuenta que de las primeras cosas que te explican cuando entras a la facultad de comunicación es la importancia de ser conciso para darte a entender al máximo rango de personas posibles. Explicar lo máximo de la forma más sencilla posible, nada del otro mundo. Para nuestra suerte o desgracia, el fútbol y el FC Barcelona no son una excepción ante esta situación.

La vida es algo demasiado complejo para lo que realmente nunca estamos preparados. Se comporta sin temor como las mencionadas explicaciones jeroglíficas que de primeras no llegamos a comprender. La gran diferencia es que no funciona como en una facultad de comunicación: nadie viene a decirte que en ocasiones las cosas van mejor con la sencillez. Nos obliga a darnos cabezazos contra distintos muros para ver cuál es el que cae para avanzar, usar ese dolor como aprendizaje aunque a veces nos empeñemos en que el camino es ese que creíamos. Es ahí donde para muchos entra el fútbol, especialmente si va de la mano del color blaugrana.

Como bien mencionaba en Per què futbol? Ramon Besa, cronista de El País, el fútbol puede servir como escuela de vida. Distinguir lo banal de lo importante, lo bueno de lo malo, conocer una parte del mundo que de otra forma no llegaríamos a él… También sirve para formar nuestro carácter, y es que como bien escribía Edu Boada, identidad que elegimos se representa en parte a través del club que decidimos apoyar. En clave Barça, ahí entra la filosofía de la propia entidad. Que no sólo es conseguir el objetivo, también en hacerlo bien, que genere hedonismo. Evidentemente es ahí donde entra el cruyffismo y el juego de posición, uno de los muchos factores que han hecho del Barcelona Més que un club.

Entonces, teniendo en cuenta todo este cóctel de ideas, por qué no entender la vida como un juego de posición. Como culés nos hemos educado en esa ideología a nivel futbolístico y, aunque no sea la solución para todas las cosas que nos pueden llegar a suceder, sí puede hacer más leve nuestro camino. Para qué empeñarnos en derribar el muro que tenemos delante a base de fuerza física pudiendo usar la cabeza para explotar nuestras cualidades. En otras palabras, lo que auguraba el propio Besa: mezclar la emotividad y la racionalidad para lograr la mayor satisfacción personal. No dejar que nuestro propio demonio nos absorba pero tampoco quedar impasibles con una frialdad poco humana.

El juego de posición no deja de reducirse a un posicionamiento racional de los jugadores para tener la pelota, ser superior y consecuentemente ganar. Quizás la última parte no sea adecuada en muchos aspectos porque, repito, competir por todo es absurdo. Sin embargo, entender la vida como un campo en el que debes saber cuál es tu posición puede facilitar las cosas. Ahorrar dolores de cabeza derivados de no entender los porqués, ahorrar sobreesfuerzos por no realizar funciones que te tocan, trabajar por el todo en lugar de por uno mismo. Ventajas para relativizar un puzzle cuyas piezas son infinitas y muchas veces no tienen respuestas a corto plazo por mucho que nos ayuden a colocarlas. 
La complicación está en que la misma sencillez que buscamos para relativizar todo es difícil de encontrar en el aprendizaje. Ya lo decía Xavi Torres, periodista deportivo, en La Sotana:ya puede tener todas las personas que forman el Barça el libro del estilo en mano, que transmitirlo es lo más difícil de todo. En este caso sería adaptar aquello que crees entender en tu propio día a día. Ronald Koeman ejemplificó en los banquillos del club blaugrana que haber pasado por una filosofía no implica saber aplicarla. No obstante, eso no quita que quizás entender la vida como un juego de posición pueda hacerla un poco más fácil dentro de toda su volatilidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s