¿Y si Dembélé no llega al nivel futbolístico de Messi?

Artículo escrito por Danny Flynnk.

No creo que nadie se extrañe si hablamos de Messi como una figura que trasciende a lo que ocurre únicamente en el campo. Lionel se ha convertido en una leyenda tanto del FC Barcelona, del fútbol mundial y del deporte en general. Sin embargo, lo urgente no espera a lo importante, y al Barça ahora mismo le urgen jugadores que aporten en el campo más que referentes mundiales. Es ahí donde entra una pregunta que aterra a muchos aficionados blaugranas: ¿por qué Xavi adula a Dembélé?

Desde el único punto de vista que tiene sentido, con lo que ofrece Ousmane, es que se trata de una estrategia de comunicación de Xavi. El problema principal radica en los clientes a los que dirige su mensaje el entrenador egarense, es decir, los culés. Esos culés en cuyo ADN está impreso el pesimismo o, tomando una frase de un famoso streamer, el fatalismo atávico culé. Ese pesimismo que hace ver a los jugadores mucho peores de lo que en realidad son. Convengamos que a lo largo de la historia y de la actualidad, el barcelonismo ha sido una auténtica trituradora de futbolistas que, al menos, merecían otro trato. Por poner ejemplos, nadie valoró las dos paradas de Ter Stegen con 0-0 (lanzamiento de Valverde a la base del palo) y con 0-1 (uno contra uno de Vinicius en el que sale y hace que haga un piscinazo) en el Santiago Bernabéu el año pasado, Ibrahimović pasó a ser denominado «Ibrainmóvil», Griezmann, Petit y un largo etc. Jugadores que mostraron un gran nivel en otros equipos y que en el FC Barcelona fueron triturados por el entorno.

Dembélé es otra cosa. Esa actitud de parecer no enterarse de nada. Creo que realmente no está al tanto de lo que muchos culés piensan de él y estoy casi convencido de que realmente no sabe lo que significa “culé”. Nunca dejará de ser un jugador irregular. Es la definición perfecta de Yojimbo en Final Fantasy, probablemente solo haga “Daigoro” en un combate, pero cuando hace “Ultraesgrima”, lo cambia absolutamente todo. Ese es el punto por el que necesitamos a Dembélé en este inicio de proyecto (porque Xavi lleva siete meses de proyecto y no 16). Dembélé acerca a la victoria como se puede comprobar por sus registros y sí, es un jugador que solo vive de las estadísticas pero en este inicio del camino, el culé está ansioso por resultados y Xavi ha decidido darlos con uno de los jugadores que más goles produce por minuto en la escena europea.

La siguiente pregunta y más difícil aun de contestar es: ¿puede Dembélé alcanzar el nivel futbolístico de Messi? Hay que divagar sobre ello, analizarlo al detalle, punto por punto y teniendo en cuenta variables como… No, no puede. Ni él, ni nadie. Y si no lo alcanzan nunca (no lo hará), ¿qué debemos hacer? ¿Despedirle y confiar en Ez Abde (gran jugador)? Permítanme dudar de que ofrezca los mismos registros a día de hoy y de que en unos meses la parroquia blaugrana no empezara a decir cosas como “es que no pasó tiempo en la cantera y pierde muchos balones”, “es que solo sabe irse hacia un lado” o comenzaran a hablar de su joroba o de su coeficiente intelectual. Y sabemos como funciona esto, una vez a un jugador se le pone el sambenito, no se librará jamás de él.

¿Qué deberíamos hacer? En mi opinión, entender que es lo que nos podemos permitir. Aceptar que ahora mismo Dembélé aporta más de lo que resta (pierde más de 10 balones por partido y no nos marcan en 10 contras por partido ni cuando es suplente tenemos 10 ocasiones más por partido), pero sí que participa en casi un gol por partido. Para los amantes de otro fútbol, el extremo francés es un mal, sí, pero un mal necesario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s